Persecución (II)

Tres meses antes había tenido el primer contacto con el tío de los maletines cuando se presentó en su trabajao de aquella manera tan singular, sin apenas mediar palabra más que una escueta frase y simplemente entregándole la tarjeta que, a la postre, sería su perdición. Todo el dia estuvo dándole vueltas al asunto sin saber muy bien que hacer, pero la curiosidad era grande, y como alternativa continuar con la rutina de siempre, ¿que podía haber de malo?
Claro que tampoco sabía nada de aquel tipo y podía tener algo que ver con su etapa de jugador de hacía unos años. Creía haber liquidado todas las deudas de las largas noches de póquer, pero era consciente del daño que hace ese vicio a los que lo tienen y a sus familias, no podía descartar que algún resentido fuese a por él.
Dándole vueltas se quedó dormido en el sofá, en la tele el típico late-show al que no había prestado atención desde que llegara y se sentara en el salón seguía con su algarabía banal y su entretenimiento superficial.

Una respuesta to “Persecución (II)”

  1. Me he leído la primera parte y la segunda. Qué intriga! Podría ser perfectamente una novela de misterio. Me he quedado con ganas de saber más. Quién es él (el protagonista) y su pasado, el hombre misterioso y qué sucede realmente después de la explosión.

    Hace tiempo que veo que no actualizas este blog. Deberías seguirlo a pesar de tener el otro. Voy a mirar otros posts🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: